Highlights

Biden adelanta su mensaje para 2024 advirtiendo que el movimiento de Trump es una amenaza para la democracia

today09/29/2023 12

Background
share close
AD

El presidente Joe Biden lanzó nuevas y contundentes advertencias sobre las continuas amenazas existenciales a la democracia estadounidense en un importante discurso el jueves, agudizando el argumento central en su potencial revancha con Donald Trump y pidiendo a los votantes que prioricen la salud de las instituciones estadounidenses.

“Algo peligroso está sucediendo en Estados Unidos ahora”, dijo Biden durante su discurso en Arizona, donde también estaba honrando a su amigo, el fallecido senador republicano John McCain. “Hay un movimiento extremista que no comparte las creencias básicas de nuestra democracia: el movimiento MAGA”.

“No hay duda de que el Partido Republicano de hoy está impulsado e intimidado por los extremistas republicanos MAGA”, dijo, usando el acrónimo para el movimiento político de Trump. “Su agenda extrema, si se lleva a cabo, alteraría fundamentalmente las instituciones de la democracia estadounidense tal y como la conocemos”.

El duro mensaje fue el intento más contundente de Biden de llamar la atención sobre el comportamiento antidemocrático de Trump desde que el expresidente fue acusado penalmente por sus intentos de subvertir los resultados de las elecciones de 2020. Y ofreció una muestra de lo que será el mensaje de Biden para intentar conseguir la reelección, un mensaje centrado en las propias palabras y acciones de Trump como amenazas a la democracia. Biden dijo que su predecesor no se guiaba por la Constitución o la decencia, sino por “la venganza”.

Los días de relativo silencio sobre Trump quedaron atrás

A medida que se acumulaban las acusaciones contra el expresidente a lo largo del verano, Biden guardó bastante silencio en lo que refería a su predecesor, receloso de parecer que intervenía en asuntos del Departamento de Justicia. Su comentario más sustancioso sobre los innumerables problemas legales de Trump fue un apunte sarcástico sobre su foto policial en el caso del condado de Fulton, Georgia.

Pero mientras la prohibitiva ventaja de Trump en las primarias republicanas se mantiene sin cambios —y mientras la propia posición de Biden sigue sumida en una baja aprobación—, el presidente está agudizando sus ataques contra su más que probable rival de 2024 como un peligro para la democracia. El discurso del jueves sirvió como una señal más de que los días en los que se intentaba mantener a Trump a distancia han quedado atrás.

“Trump dice que la Constitución le dio el derecho a hacer lo que quiera como presidente”, dijo Biden, refiriéndose a su más probable contendiente republicano por su nombre. “Nunca he oído a presidentes decir eso en broma”.

Aludió a la reciente sugerencia de Trump de que el general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, podría ser ejecutado, y dijo que el silencio republicano sobre el comentario era “ensordecedor”.

Detener la erosión de las instituciones y los valores democráticos fue fundamental para la decisión de Biden de postularse a la presidencia en 2020 y volverá a ser fundamental para su campaña de reelección, dijeron funcionarios.

“Todos deberíamos recordarlo: las democracias no tienen por qué morir a punta de pistola. Pueden morir cuando la gente se calla, cuando no se pone de pie”, dijo Biden.

El momento y el lugar eligidos por Biden

Los principales asesores de Biden llevaban semanas estudiando el momento y el lugar del discurso del jueves. Anteriormente, Biden había intentado aprovechar los escenarios simbólicos del Independence Hall y Gettysburg para lanzar advertencias sobre el estado de la democracia estadounidense.

Sus asesores buscaron lugares similares vinculados a la historia estadounidense en la Costa Este antes de decidirse por Tempe (Arizona), en parte como forma de rendir homenaje al fallecido senador republicano John McCain, con quien Biden mantuvo una amistad durante décadas y al que se refería como un “hermano”. Biden anunció la financiación para construir la Biblioteca McCain, en honor a su viejo amigo.

Arizona también fue un centro de los esfuerzos de Trump para anular los resultados de las elecciones de 2020, y un estado donde los votantes rechazaron a los candidatos que negaron los resultados dos años después. Ese esfuerzo ocupó un lugar destacado en el mensaje del presidente.

“Creo en elecciones libres y justas y en la transferencia pacífica del poder. Creo que no hay lugar en Estados Unidos —ninguno, ninguno, ninguno— para la violencia política”, dijo Biden.

Los asesores de Biden también eligieron el día después del segundo debate de las primarias republicanas, con la esperanza de insertar a Biden en un ciclo de noticias dominado por la contienda republicana. Trump se saltó el debate y en su lugar pronunció un discurso en Michigan con la intención de reducir el apoyo de Biden entre los trabajadores sindicales.

El discurso se produjo en un momento de incertidumbre política para Biden, que se enfrenta a persistentes preguntas sobre su edad, la desaprobación de su gestión del cargo y una acusación contra su hijo, Hunter. Los republicanos de la Cámara de Representantes celebraron el jueves la audiencia preliminar a un posible juicio político contra el presidente.

Muchos demócratas de alto rango creen que una vez que los votantes vean las elecciones de 2024 como una contienda entre Biden y Trump, lo que está en juego será más claro y la posición del actual presidente mejorará.

En un momento de su discurso, Biden fue interrumpido por activistas climáticos mientras instaba a la audiencia a “dejar a un lado el partidismo, poner al país en primer lugar.” Kai Newkirk, uno de los manifestantes, se había puesto en pie y había pedido a Biden que tomara más medidas para hacer frente a los combustibles fósiles.

“Les diré una cosa, si se callan, me reuniré con ustedes inmediatamente después de esto”, dijo Biden, antes de reanudar sus declaraciones.

“La democracia nunca es fácil, como acabamos de demostrar”, bromeó.

Newkirk añadió en un comunicado posterior al jueves que no escuchó la oferta del presidente de reunirse con él, pero que habría aceptado “encantado”.

“Trabajé duro para que el presidente Biden fuera electo, y la conciencia me obligó a interrumpir su discurso de hoy para preguntarle por qué aún no ha declarado una emergencia climática”, dijo en un post en X.

Los principales donantes de Biden, muchos de los cuales han pedido ataques más contundentes contra Trump en esta primera etapa de la campaña, fueron informados de los planes para el discurso del jueves por parte de asesores de alto nivel de Biden durante un retiro de recaudación de fondos en Chicago a principios de este mes. La semana pasada, Biden empezó a presentar su discurso a los donantes a puerta cerrada.

En esas declaraciones, Biden estrenó nuevas advertencias sobre el posible regreso de su predecesor a la Casa Blanca, ensayando el material fuera de cámara mientras él y su equipo preparaban el discurso del jueves.

“Que no quede ninguna duda: Donald Trump y sus republicanos de MAGA están decididos a destruir la democracia estadounidense. Y yo siempre defenderé, protegeré y lucharé por nuestra democracia. Por eso me presento”, dijo en un teatro de Broadway la semana pasada.

Dos días más tarde, amplió sus advertencias a un grupo de abogados, y dijo que confiaba en poder derrotar a Trump por segunda vez.

Un tema que ha calado hondo

La defensa de la democracia es un tema que, según los aliados de Biden, sigue resonando profundamente entre los votantes casi tres años después de la contienda de 2020. El video que anunciaba su campaña a la reelección se abría con imágenes del atentado del 6 de enero de 2021 en el Capitolio estadounidense.

En vísperas de las elecciones de mitad de mandato de 2022, Biden lanzó un contundente mensaje frente al Independence Hall de Filadelfia, advirtiendo de las “fuerzas MAGA” que “lo intentaron todo la última vez para anular los votos de 81 millones de personas”. Antes del discurso, Biden reunió a su equipo de comunicación con un grupo de académicos e historiadores —entre ellos el escritor ganador del premio Pulitzer Jon Meacham, que ha ayudado a redactar sus discursos de más alto perfil— para reflexionar sobre el frágil estado de la unión y recopilar ideas.

La Casa Blanca sigue en contacto con varios de esos historiadores para seguir generando ideas, según funcionarios.

Los demócratas dicen que el mensaje funcionó. La administración y demócratas a nivel nacional han alabado los resultados de las elecciones de mitad de mandato de 2022 y el hecho de que la llamada ola roja no se materializara como muchos habían predicho como prueba de que el enfoque del presidente en temas como la defensa de la democracia caló hondo.

Las declaraciones del jueves fueron anunciadas por la Casa Blanca como el cuarto discurso importante del presidente sobre el tema de la democracia. Biden habló del tema el año pasado para conmemorar el primer aniversario de la insurrección del 6 de enero, así como días antes de las elecciones de mitad de mandato.

Al homenajear también a McCain durante su discurso del jueves, Biden esperaba rememorar una era de bipartidismo en Washington que ha desaparecido en los últimos años. La comparación se amplifica dada la actual batalla sobre la financiación del gobierno, que parece destinada a desembocar en un cierre del gobierno a finales de semana.

En el discurso le acompañaron la viuda de McCain, Cindy, otros miembros de la familia McCain y la gobernadora demócrata Katie Hobbs.

Sin embargo, una de las senadoras del estado, Kyrsten Sinema —que era demócrata hasta que abandonó el partido el año pasado para convertirse en independiente— dijo que Biden debería aprovechar su visita a Arizona para observar la situación en la frontera sur.

“Ya es hora de que el presidente Biden vea la crisis fronteriza de primera mano y que la administración haga su trabajo, asegure la frontera y mantenga a Arizona segura. Mientras esté en Arizona, le pido que visite la frontera para entender realmente cómo nuestras comunidades soportan la carga de la incapacidad de su administración para hacer frente a esta crisis”, dijo en un comunicado.

La muerte de McCain fue profundamente dolorosa para Biden por varias razones, entre ellas el hecho de que a McCain se le había diagnosticado el mismo cáncer que acabó con la vida del hijo de Biden Beau.

“Era un buen amigo”, dijo Biden.

En su panegírico por McCain en el verano de 2018, Biden describió a su amigo como alguien que “vivió bajo un código diferente: un código antiguo y anticuado donde el honor, el coraje, la integridad, el deber estaban vivos”.

Jeremy Diamond de CNN contribuyó a este informe.

Fuente: CNN.COM

Written by: Editor

Rate it

AD
AD
0%