Highlights

El CEO de JPMorgan dice que la guerra en Ucrania ralentizará la economía y la situación podría «empeorar fácilmente»

today04/04/2022

Fondo
share close

Jamie Dimon, del JPMorgan, está preocupado por las poderosas ondas de choque en la economía provocadas por la combinación de la alta inflación y la guerra en Ucrania.

Dimon, uno de los líderes empresariales más influyentes del mundo, advirtió este lunes en su carta anual a los accionistas que el conflicto supone una importante amenaza para la recuperación económica iniciada hace menos de dos años.

El impacto de la guerra de Ucrania, según JPMorgan

«La guerra en Ucrania y las sanciones a Rusia, como mínimo, ralentizarán la economía mundial, y podría empeorar fácilmente», escribió el CEO de JPMorgan Chase (JPM) en la carta.

El conflicto ya ha desencadenado graves turbulencias en los mercados de la energía, la agricultura y otras materias primas.

JPMorgan, como otros grandes bancos, ha rebajado sus previsiones de crecimiento para Estados Unidos, Europa y, por supuesto, Rusia. Dimon recordó cómo el embargo petrolero de 1973 disparó los precios del petróleo, empujando al mundo a una recesión.

Jamie Dimon, CEO de JP Morgan Chase, habla durante el Bloomberg Global Business Forum en Nueva York el 25 de septiembre de 2019. (Crédito: KENA BETANCUR/Afp/AFP vía Getty Images)

«Podrían añadirse muchas más sanciones, lo que podría aumentar su efecto de forma dramática e imprevisible», escribió.

Dimon dijo que la recuperación impulsada por el estímulo de covid-19, la necesidad de elevar rápidamente las tasas de interés para combatir la inflación y la guerra en Ucrania representan un conjunto único de desafíos.

«Presentan circunstancias completamente diferentes a las que hemos vivido en el pasado, y su confluencia puede aumentar drásticamente los riesgos que se avecinan», dijo. «Aunque es posible, y esperanzador, que todos estos acontecimientos tengan resoluciones pacíficas, debemos prepararnos para los posibles resultados negativos».

Unirse contra «todas las formas del mal»

La guerra en Ucrania supone una prueba para el papel de Estados Unidos en el escenario mundial y también para los ideales occidentales.

«Estados Unidos debe estar preparado para la posibilidad de una guerra prolongada en Ucrania con resultados imprevisibles», dijo Dimon. «Debemos prepararnos para lo peor y esperar lo mejor. Debemos ver esto como una llamada de atención».

El jefe de JPMorgan celebró la «unión» del mundo occidental, a través de Europa, los países de la OTAN, Australia, Japón y Corea, en apoyo de Ucrania y pidió que se estrechen aún más los lazos.

«Tenemos que hacer de esto una postura permanente y duradera a favor de los ideales democráticos contra toda forma de maldad», dijo Dimon.

El desafío económico se ve magnificado por el hecho de que la guerra está añadiendo presión a las estresadas cadenas de suministro y elevando los costes de los alimentos y la energía en un momento en que la inflación ya es muy alta.

La Reserva Federal tiene que hacerlo»a la perfección»

Para luchar contra la inflación, la Reserva Federal está subiendo los tipos de interés, quizás rápidamente. Y eso pondrá las cosas difíciles tanto a la economía como a los mercados.

«No envidio a la Fed por lo que debe hacer a continuación: cuanto más fuerte sea la recuperación, más altos serán los tipos que le sigan (creo que esto podría ser significativamente más alto de lo que los mercados esperan)», dijo Dimon, añadiendo que los tipos de interés tendrán que subir «sustancialmente» y esto será un «trabajo duro».

Sin embargo, cuanto más fuerte pise el freno la Fed subiendo los tipos de interés, mayor será el riesgo de un accidente en la economía, en los mercados o en ambos.

Se avecinan «mercados muy volátiles»

Dimon se mostró cauteloso sobre si la Reserva Federal puede lograr el llamado aterrizaje suave: domar la inflación sin hundir la recuperación. Dijo que si la Fed lo hace «bien», la economía puede disfrutar de años de crecimiento y la inflación «eventualmente comenzará a retroceder».

En cualquier caso, dijo Dimon, los inversores deberían abrocharse el cinturón.

«En cualquier caso, este proceso causará mucha consternación y mercados muy volátiles», escribió.

Los mercados ya han experimentado oscilaciones salvajes, entre las que destaca la reciente caída del Nasdaq en un mercado bajista.

Pero Dimon, el líder más poderoso de Wall Street, instó a la Fed a no reaccionar de forma exagerada a lo que está ocurriendo en los mercados.

«La Fed no debería preocuparse por la volatilidad de los mercados a menos que afecte a la economía real», dijo. «Una economía fuerte supera la volatilidad de los mercados».

En otras palabras, que haga lo que considere correcto, incluso si eso significa un mercado bajista en las acciones estadounidenses.

¿Se ha excedido Washington con los estímulos?

La preocupación por la recesión es un tanto sorprendente porque la economía estadounidense está disfrutando de un sólido repunte desde el covid-19.

Dimon alabó la «fuerte economía estadounidense, que, esperamos, tiene al covid-19 en su espejo retrovisor».

Por otra parte, si algo preocupa es que la economía esté tan caliente que se esté sobrecalentando. Y la respuesta sin precedentes de Washington bajo las administraciones de Trump y Biden al covid-19 jugó un papel en la fuerza de la recuperación.

Dimon dijo que la Fed y el gobierno «hicieron lo correcto» al recurrir a acciones audaces en respuesta a la pandemia, incluyendo la compra por parte del banco central de billones de dólares en bonos a través de un programa conocido como Quantitative Easing, o QE.

«Pero también en retrospectiva, la medicina (el gasto fiscal y el QE) fue probablemente demasiado y duró demasiado tiempo», dijo Dimon, añadiendo que es fácil cuestionar decisiones complejas después de los hechos.

Un «Plan Marshall» para la energía

De cara al futuro, Dimon reiteró su llamamiento privado al presidente Joe Biden en el sentido de que Estados Unidos debe elaborar un «Plan Marshall» para promover la seguridad energética de Estados Unidos y sus aliados europeos.

Dimon dijo que ese plan implica asegurar los suministros energéticos necesarios ahora para los próximos años, al tiempo que se reducen las emisiones y se lucha contra el cambio climático.

La guerra en Ucrania, junto con el covid-19, han puesto de manifiesto flagrantes debilidades en las cadenas de suministro que sustentan la economía mundial.

Dimon dijo que «no hay duda» de que hay que reestructurar las cadenas de suministro, en parte para asegurarse de que los enemigos de Estados Unidos no puedan aprovecharse de ellas en una crisis.

«Para cualquier producto o material que sea esencial para la seguridad nacional (pensemos en las tierras raras, el 5G y los semiconductores), la cadena de suministro de Estados Unidos debe ser nacional o estar abierta solo a aliados completamente amigos», escribió Dimon.

«No podemos ni debemos depender nunca de procesos que pueden y serán utilizados contra nosotros», dijo Dimon, «especialmente cuando somos más vulnerables».

Fuente :CNN.com

 

Escrito por Editor

Rate it

Artículo anterior

Highlights

Rusia acusa a Ucrania de atacar con helicópteros un depósito de combustible en territorio ruso

Un funcionario ruso acusó a Ucrania de haber atacado con helicópteros un depósito de combustible en territorio de Rusia este viernes, mientras aparecían imágenes de las instalaciones envueltas en llamas. Es la primera vez desde el inicio de la guerra a fines de febrero que se reportan ataques fuera de Ucrania. El gobernador de la región rusa de Belgorod afirmó que dos helicópteros militares ucranianos cruzaron la frontera a baja altura este viernes por […]

today04/01/2022

0%